top of page

Arquitectura & Diseño

  • Foto del escritorMauro Cerino

Antes y después: de una vivienda mal distribuída y sin estilo, a un piso moderno y luminoso


Una pareja logró ver el potencial de este piso:


Techos altos, puertas antiguas y mucha luz. Los antiguos dueños intentaron hacer varias reformas, pero terminaron estropeando partes especiales de la antigua vivienda. ¡Mira qué bien ha quedado ahora!


ANTES: UN SALÓN VACÍO Y SIN GRACIA CON SUELOS OSCUROS

La vivienda consiste en una planta rectangular con 3 balcones en la fachada principal; que se pueden acceder desde el salón, un patio central y una parte trasera que da a un patio de manzanas bastante abierto y luminoso.


Antes de la reforma, el piso estaba bastante compartimentado y las habitaciones eran oscuras a pesar de tener grandes ventanales. El salón, como varias de las habitaciones de la casa, no estaba habilitado ni preparado para que una familia pudiera vivir allí.


DESPUÉS: UN SALÓN MODERNO Y SUPERCREATIVO

¡Mira qué cambio! Después de la reforma, el salón parece uno totalmente distinto. Ya no hay ni rastro de los viejos y oscuros suelos que empequeñecían la estancia, ni tampoco la desmejorada calidad de las ventanas.


Se ha buscado un mobiliario original y creativo para sumar espíritu juvenil al hogar de la joven pareja. La pared del cabecero se ha pintado de negro y combina con la butaca. En la zona de ventanales se ha descubierto la pared de ladrillos, pues es muy bonita y da personalidad.

Salón después de la reforma de estilo moderno y juvenil con una butaca negra, sofá gris y ventanales en una pared de ladrillo.



DESPUÉS: UNA PARED DE CRISTAL SEPARA LA COCINA DEL SALÓN

Para abrir estancias y tirar tabiques, la interiorista decidió cerrar la cocina con una pared de cristal que dividiera ambos espacios, pero manteniendo así la continuidad visual y la luz.

Salón después de la reforma con pared negra detrás del televisor, butaca con reposapiés y puerta de cristal.



ANTES: UN COMEDOR INEXISTENTE EN UNA VIVIENDA INSULSA

La vivienda antes de la reforma no tenía ni comedor: al lado de la cocina había antes un aseo y era necesario darles a los nuevos propietarios un comedor moderno y agradable en el que poder pasar tiempo de calidad.



DESPUÉS: UNA PLANTA BAJA ÚNICA CON UN GRAN COMEDOR

Ahora, la zona de día es mucho más luminosa y mejor diseñada de lo que era antes y cumplirá su función perfectamente. Detrás del cerramiento de cristal y junto al salón en L, la interiorista decidió aprovechar ese hueco que quedaba vacío para colocar el nuevo comedor moderno, el cual recibirá mucha luz a través de los ventanales.

Planta baja después de la reforma con salón, cocina con cerramiento de cristal y comedor moderno.



ANTES: UNA COCINA ENVEJECIDA QUE NECESITABA UNA REFORMA URGENTE

Antes de la reforma, la cocina se encontraba en la parte posterior de la vivienda, junto a una habitación y un pequeño aseo. Por tanto, toda la zona de aguas estaba en la parte trasera y la zona de la fachada principal no tenía instalación de fontanería.


Los propietarios no tenían ninguna fe de que se pudiera trasladar la cocina y baños a la nueva zona de día, pero el equipo de Gloria Sanz logró sortear varias dificultades técnicas y pudieron seguir adelante con la distribución que los dueños deseaban.



DESPUÉS: UNA COCINA MODERNA CON ISLA Y BARRA PARA DESAYUNAR

Lo que antes parecía el paso de la reforma más costoso y complicado, ahora es el corazón de la casa: la cocina moderna con isla ha quedado espectacular con esas baldosas originales del suelo y algunos muebles de madera. Como en el salón, la interiorista ha actualizado su aspecto combinando varios materiales y colores.


La cocina también tiene una pequeña barra con dos taburetes para facilitar los desayunos, algo que siempre viene muy bien, y unos estantes con varios elementos vintage -como la tostadora y una radio- que dan ese aire divertido y desenfadado a la habitación y que también encontrábamos en el salón.

Cocina después de la reforma moderna en madera blanca con isla, campana extractora y una barra para desayunos.



ANTES: UN DORMITORIO PRINCIPAL ANTICUADO (Y QUE DABA MIEDO)

¡Parece sacado de una película de terror! La combinación de los clásicos muebles y del color de la madera creaba una sensación de estrechez y oscuridad al dormitorio principal. Era necesario hacer un cambio radical para que la joven pareja se encontrara más a gusto y a la vez encajara con el nuevo estilo de la vivienda.



DESPUÉS: UN DORMITORIO PRINCIPAL ALEGRE Y VISTOSO

Divertido y colorido: así ha quedado el bonito dormitorio tras la reforma. El pasillo se trasladó en la parte ciega de la vivienda y las dos habitaciones se incorporaron en la zona que daba al patio para aprovechar su luz. La ropa de cama es amarilla, lo que suma luminosidad a la estancia, y en la pared frente al cabecero se ha colocado papel pintado.

¡El resultado es ideal!



DESPUÉS: UN DORMITORIO PRINCIPAL CON BAÑO EN SUITE

El dormitorio principal está abierto al baño en suite, el cual está separado de la zona de noche mediante un muro. ¡Parece sacado de un hotel! Ahora los propietarios podrán disfrutar y relajarse en su propio dormitorio de película después de un duro día de trabajo.



ANTES: UN BAÑO PEQUEÑO Y ENVEJECIDO

El baño principal tenía una buena distribución y potencial, pero el color de los sanitarios en un rosa envejecido, y el aspecto de las baldosas y la mampara de la ducha le hacían un flaco favor. Para encajar con el estilo moderno y chic que querían los dueños, fue necesario derribarlo y empezar de cero.



DESPUÉS: UN BAÑO QUE PARECE DE HOTEL

¡Es espectacular! Nos encanta el efecto que crea el espejo redondo tan bien iluminado en esta estancia. Y, también, la mezcla de materiales que suman logrando el equilibrio perfecto. Y eso sin hablar de la nueva ducha, supermoderna y mucho más práctica.

Baño después de la reforma con espejo iluminado, moderno mueble bajolavabo y ducha con mampara.



ANTES: UN DORMITORIO INFANTIL ABANDONADO Y DESFASADO

Esta estancia antes de la reforma no tenía una función muy clara y por ese mismo motivo estaba claramente abandonada y descuidada. El suelo, las paredes y las viejas cortinas parecían de otra época.



DESPUÉS: UN DORMITORIO INFANTIL AMPLIO Y LUMINOSO

Al colocar un nuevo ventanal y así ganar en luz, ¡esta habitación parece que sea de otra casa! No se han hecho grandes cambios ni arreglos, pero si los indispensables para que la habitación de la hija sea mucho más acogedora y coqueta. Los armarios servirán como espacio de almacenaje y la cama extra para acoger a amigos y familiares.



PLANO DE LA REFORMA

Una vivienda alargada y peculiar con una muy mala distribución, ahora es un piso familiar superfuncional para una pareja joven. "Lo más complicado fue mover la cocina al lado del salón, por un tema más bien de tuberías y tabiques, pero una vez superado este inconveniente, nos encantó hacer esta reforma", afirma Gloria. ¡Nos ha encantado!



 


Si te quedan dudas o necesitas un consejo para tu caso particular, podés comentar esta publicación o enviarme un mensaje por Instagram.

37 visualizaciones0 comentarios
bottom of page