Cómo organizar un dormitorio infantil para dos, tres o cuatro niños, sin que falte espacio


La semana pasada comenzamos una nueva e interesante serie sobre Dormitorios. En el primer artículo hablábamos del concepto de dormitorio abierto.



Uno de los espacios que más cambian a lo largo de la vida de una familia son los dormitorios de los hijos. Puede que esté a punto de llegar otro bebé, tus hijos han crecido y necesitan más espacio, o que haya una mudanza y aprovecharán para decorar el dormitorio con un nuevo estilo.


Ahí es cuando viene la pregunta:

¿Qué hacer con los dormitorios de los chicos cuando tenemos 3 o 4 niños, ó directamente un regimiento?

Obviamente no hay presupuesto que aguante para construir una mansión que cuente con dormitorios únicos para cada hijo. Deberán aprender a compartir espacios y actividades, lo que a fin de cuentas es parte de la vida entre hermanos y lo que los ayudará a desarrollar habilidades blandas para toda su vida.


En literas, en camas alineadas, en estructuras de cubículos, con escaleras por el medio o en los laterales…Cualquier idea para aprovechar el espacio en este tipo de dormitorios es buena.


Todas las habitaciones que veremos hoy están pensadas para dos, tres o cuatro niños (incluso alguna más, para cuando vengan amiguitos a dormir) y con buenas soluciones para organizar su cuarto compartido.


Sólo una recomendación: si no hay mucho espacio en los dormitorios y elegís colocar camas en alto (lo que se dice “cama cucheta”), no intentes ahorrar en barras, redes o algún tipo de barrera física. Algunas de las fotos que verás a continuación están increíbles, pero aunque los chicos tengan cierta edad, un golpe desde esa altura le dará un susto a cualquier padre.



A cada uno, su espacio

Dos cabeceros altos pegados permite que tus hijos puedan dormir juntos, pero configura el espacio para que cada uno tenga su pequeño refugio. Dos escritorios iguales en madera refuerzan esta idea, y permite que tengan su propio espacio de trabajo.



Primera convivencia entre hermanos

En el momento en que decidas (o decidan) que el hijo más pequeño ya puede independizarse un poco del dormitorio de los padres, será el momento que por fin los dos primeros hermanos convivirán por primera vez.


Al principio no pasa nada si las camas no son iguales, hay tiempo para acomodar el dormitorio, y por el momento puedes simplemente ubicar la cuna al lado de la cama del hijo mayor.



Dormir en un altillo

Si el dormitorio tiene techos elevados puedes crear una cama elevada y aprovechar el espacio que quedará debajo creando una zona de juegos, de lectura o estudios, o bien crear un altillo.



Un refugio privado

Esta buhardilla tiene capacidad ¡para hasta ocho personas! Cuatro camas con sus respectivas nido, que se han arrimado a la pared para disfrutar de un espacio más despejado para juegos.



Estanterías y Escaleras

Si bien es muy poco probable que tu casa tenga un techo estilo cabaña como este, queremos que te fijes solamente en las camas. Precisamente en cómo acceder a las literas. Esas escaleras-estante son una idea práctica y muy funcional.


En dormitorios más chicos que la imagen (el de la mayoría de nosotros) permitirán un mejor paso de luz, generando menos sombras.



Camas de ladrillo

Lo interesante de este proyecto es que se ha conseguido disimular el mobiliario de las literas, haciéndolas de obra y sencillas, usando el blanco para todo. Esto genera la sensación de ligereza espacial, al parecer que no está recargado de muebles.


Así ya no parece que aquí duerman 4 niños.


Entendemos que esta es una solución muy particular, ya que proyectar con materiales de obra una función que normalmente puede cubrirse con muebles plantea nula flexibilidad, y es más costoso. Aún así, si esos aspectos están claros, lo vemos como una excelente solución.




Algunas opciones para 3 hermanos


Vamos con el primer ejemplo para 3 hermanos. Es verdad que si son todos niños o niñas, será más fácil diseñar y decorar ya que no habrá problemas de privacidad. Pero si no son tan grandes, esto tampoco sería un problema.


Si ya suele ser difícil compartir habitación siendo dos hermanos, siendo tres es una ardua tarea. Una buena solución para conjugar función, diseño y almacenamiento es colocar dos camas en L y una litera volada. Para esto necesitaremos unos buenos anclajes de pared.


Debajo de las camas, podremos diseñar cajones para almacenar.


Si la vida te ha regalado 3 hijos de una vez, y si los metros tampoco son un problema, la distribución más cómoda de las camas es en paralelo y todas a nivel de piso. Entre cama y cama conviene dejar una zona de paso de unos 60 cm para que la circulación sea cómoda y quepa una mesita de luz donde tener acceso rápido a algunos elementos.


Esta solución parece idéntica a la anterior, con un detalle. Estas camas se pueden alargar a medida que las niñas vayan creciendo. Es una excelente solución para no tener que cambiar el mobiliario al menos hasta que lleguen a la adolescencia. Los baúles, además, añaden espacio de guardado.


 

Estos son todas nuestras recomendaciones sobre cómo aprovechar el espacio en dormitorios para niños.


Si te quedan dudas o necesitas un consejo para tu caso particular, podés comentar esta publicación o enviarme un mensaje por Instagram.

129 visualizaciones0 comentarios
Cotiza sin costo tu reforma
Areas a reformar:
arrow&v
Servicios necesarios

¡Gracias por tu mensaje! Muy pronto nos contactaremos contigo.