top of page

Arquitectura & Diseño

  • Foto del escritorMauro Cerino

5 salones pequeños donde cada rincón es una solución (con planos)



Muchas veces vemos en artículos de revistas y publicaciones online maravillosos análisis y consejos de decoración, aplicados en Livings o Salas de Estar enormes.


Claro, con mucho espacio pueden hacerse cosas increíbles, aunque ya sabemos que ese no es el caso de la mayoría, ¿Cierto?


Por eso hoy analizaremos cinco Estares de medidas bastante acotadas para ayudarte a pensar ideas cuando los metros no sobran, y puedas aprovechar todos los rincones.




1. UN SALÓN PEQUEÑO CON UN MUEBLE A MEDIDA PARA LA PARED

Cuando el Estar es pequeño, no dudes en aprovechar la pared del sofá para ganar un espacio donde apoyar elementos. Lo ideal es crear un mueble a medida, de placas de durlock o DM, de muy poco fondo (entre 15 y 20 cm, lo que mide un libro de bolsillo), para poder ganar una mini-librería en la parte alta y un estante, justo sobre el sofá, para apoyar objetos decorativos.


EL MUEBLE AL DETALLE

Puedes crear simetrías, poner los libros más chicos “parados” y los que tienen más páginas “acostados”, agregar un par de sillones chicos, y algún detalle decorativo más. La clave es mantener en orden, porque ya se sabe: ¡el caos empequeñece!



UNA PARED A MEDIA ALTURA PARA SEPARAR AMBIENTES

En el mismo salón encontramos otro recurso muy práctico. Para aprovechar al máximo el espacio de los salones pequeños, debemos poner el foco en dividir, no en separar (suena parecido pero es muy distinto). Agregar un murete a media altura te permitirá zonificar salón de comedor, creando dos ambientes con personalidad propia.



2. UN SALÓN CON TECHO DE MADERA BLANCA Y CHIMENEA

En este segundo salón la chimenea funciona como punto focal. Frente a él se disponen dos sofás de líneas rectas y respaldos bajos en L. Las mesas y sillas de patas finas permiten el paso de la luz y proporcionan mayor ligereza y amplitud visual.


USO DE ESTANTES PARA APROVECHAR UN HUECO ENTRE COLUMNAS

El punto clave son los estantes colocados entre columnas o retranqueos de la pared. Son todo un must en un salón pequeño, ya que son ligeros y muy funcionales para el almacenaje. Se aprovechó el hueco entre la chimenea y la pared para poner dos estantes: uno alto hecho con una viga antigua y el otro bajo que también sirve de banco. No llenes demasiado los estantes, los ambientes recargados son enemigos de los mini espacios. Y pon un espejo para reflejar la luz.



3. UN MUEBLE Y TRES USOS

Es importante no llenar los ambientes de muebles en salones pequeños. Siempre elige poner muebles que tengan varios usos. Es el caso del mueble bajo de este salón, que ofrece almacenaje, es un punto de apoyo con su superficie y además oculta el radiador. Y si organizas una fiesta en casa puedes poner almohadones y todos querrán sentarse ahí.


ELIGE EL USO QUE QUIERES DARLE SEGÚN EL MOMENTO

Éste tiene un aire nórdico, gracias a los tonos neutros y su diseño lineal, con puertas correderas que no ocupan espacio al abrirse. Tú eliges qué parte del mueble dejas abierta. La parte baja integra la rejilla de ventilación de la climatización




4. UN SALÓN PEQUEÑO EN BLANCO Y GRIS

Blanco, gris y madera forman la paleta cromática de este salón en el que se han creado soluciones a medida para no desperdiciar ni un centímetro. Frente al sofá se ha ubicado la parte del mueble más baja para dejar más aire en la pared y evitar que se estrechara todavía más el espacio.


UN MUEBLE PARA LA TELEVISIÓN QUE TAMBIÉN ES LIBRERÍA

"El mueble frente al sofá es bajo en la zona del televisor y se convierte en librería hasta el techo en el rincón de lectura", dice Laura Ehlis, responsable de la decoración. Esto da continuidad, creando un juego de volúmenes muy decorativo.


La librería se ha diseñado con huecos iguales para dar más sensación de orden y su trasera, pintada de oscuro, de más profundidad.



5. CERRAR EL BALCÓN PARA GANAR UNA GALERÍA

Si cierras el balcón, ganarás más espacio para la zona de sofás, un rincón de estudio o, como en este caso, un rincón de lectura lleno de luz natural con un mueble bajo para guardar.


Los screens se recogen por completo y no tapan ni un milímetro de ventana; las lámparas de pantallas claras y pies delgados son discretas, y los huecos abiertos de la librería la aligeran aún más.

Sofá, butaca y mesa de centro de bambú.



 

Estos son todas nuestras recomendaciones sobre amueblar y decorar Estares pequeños.


Si te quedan dudas o necesitas un consejo para tu caso particular, podés comentar esta publicación o enviarme un mensaje por Instagram.



29 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page