Cocinas en U: cómodas y funcionales

En los últimos artículos vimos distribuciones de cocinas en línea, con península y con isla.

Hoy hacemos el penúltimo articulo de la serie.




A la hora de elegir la mejor distribución para nuestra cocina hay que tener en cuenta varios factores: los metros cuadrados disponibles, la cantidad de integrantes de la familia, el uso que se dará a la cocina, el estilo buscado, etc.


Las ventajas de las cocinas en forma de U son muchas, especialmente para aquellos que quieren aprovechar al máximo el espacio disponible.


Las cocinas en U crean un triángulo de trabajo muy funcional al situar todos los muebles y electrodomésticos en tres paredes contiguas (lo habitual, además, es emplearlos para crear tres zonas diferenciadas: la de cocción, la de lavado y la de electrodomésticos como heladera y horno).


Lo más funcional es enfrentar la zona de guardado de alimentos y la de cocción, y dejar la de lavado para el vértice entre los dos primeros.


Además, es bueno considerar que la pileta o bacha se ubique bajo la ventana para disfrutar de la luz natural mientras se lavan los alimentos. Por otra parte, es mejor que horno y cocina estén situados frente a una pared.


De esta forma todas las áreas de trabajo están cerca entre sí y el acceso a la despensa de alimentos también es rápido y cómodo, ahorrando la cantidad de circulaciones en la cocina.


Por las desventajas, este tipo de distribución no es apto para cocinas muy estrechas, ya que se necesita un mínimo de 120 cm entre los dos frentes que quedan en paralelo para que no dé esa sensación de encierro y no nos sea incómodo cocinar.


Es la opción de entrada si el espacio tiene proporciones cuadradas, o si es una pequeña cocina abierta, donde uno de los lados de la U es en realidad una península que separa ambientes.



La iluminación es un tema importante, especialmente en las cocinas pequeñas con esta distribución. El ambiente puede sentirse pesado si no hay suficientes puntos de luz. Además, es recomendable elegir muebles blancos, módulos vitrina o con zonas abiertas, más ligeros, para reforzar la luminosidad natural y lograr mayor sensación de amplitud.



Incluso en este tipo de cocina, tan "cerrado" por su propia morfología, es posible incluir una zona de desayunador si la situación lo requiere. En la foto, se colocó una barra de desayuno con taburetes en uno de los lados de la U, en lugar de los muebles habituales.


Tampoco hay que olvidar que en las cocinas pequeñas abiertas la distribución en U ayuda a sacar el máximo partido del espacio disponible. Al haber una salida al salón o comedor no se recarga el ambiente, y la península que queda sirve para separar cocina con comedor-estar.



Ahora, si bien destacamos los beneficios de esta distribución en cocinas pequeñas, no es sólo apto para espacios reducidos. Las cocinas de dimensiones amplias pueden situar los muebles en tres paredes contiguas y dejar el centro libre para deambular libremente, o usar una isla de trabajo como comedor.


Menos habitual es poner una isla en la parte central de una cocina en forma de U, ya que, a menos que se trate de un espacio demasiado generoso, es fácil que el ambiente quede demasiado saturado. Puede verse en cocinas abiertas, en las que la isla favorece la transición entre las distintas zonas de la casa.



Incluir una barra para desayunos y comidas improvisadas contribuye a hacer de la cocina un lugar más amable para reunirse en familia y en este tipo de organización también es posible. Puede colocarse en la parte exterior de una península, extendiendo la mesada para crear una zona office, o en uno de los laterales del mobiliario como elemento independiente.




Entonces, resumiendo, las principales ventajas son las siguientes:
  • Un aprovechamiento óptimo del espacio, dado que se utilizan los 3 muros disponibles de la estancia para colocar mobiliario (el cuarto se deja para "ingresar" al espacio de cocina, que deberá colocarse en el centro para poder colocar mueble a ambos lados)


  • Una circulación óptima, ya que nos deja hueco libre en el centro pero permite la ubicación de un triángulo perfecto (en un muro se coloca el frigorífico, normalmente en la esquina; en otro la zona de cocción y en el tercero la zona de lavado). Además, suele permitir colocar una doble columna en altura utilizando los dos extremos de la U (por ejemplo: heladera + despensa | heladera + columna de horno-micro).


  • Una ampliación de la superficie de trabajo, al contar con más metros de mesada, muy útil para los cocineros de la familia que siempre tienen mil utensilios y ollas y necesitan espacio para colocar todos los ingredientes y trabajar con ellos.



Cocinas con forma de L, en U, en paralelo, lineal, con isla… Antes de decantarte por una u otra opción te animamos a consultarnos cuál sería la distribución más adecuada para tu cocina. En A+D Arquitectura nos encantará atenderte y realizar un proyecto personalizado que tenga en cuenta el espacio disponible, así como tus necesidades y gustos.


 

Hasta aquí nuestra pequeña guía sobre tipos de distribuciones de cocinas en "U".



Si te quedan dudas o necesitas un consejo para tu caso particular, podés comentar esta publicación o enviarme un mensaje por Instagram.

60 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Cotiza sin costo tu reforma
Areas a reformar:
arrow&v
Servicios necesarios

¡Gracias por tu mensaje! Muy pronto nos contactaremos contigo.