Más consejos de iluminación para tu baño

El diseño de la iluminación consiste, básicamente, en "domesticar la luz" para que se adapte a cada ambiente.

Seguimos con la serie de artículos sobre la iluminación en baños.

Esta semana seguimos con consejos generales que pueden ser muy útiles para que sea un espacio realmente agradable.



El truco más importante es evitar generar sombras que nos impidan ver nuestra cara y cuerpo con claridad. De esta manera, las luces más importantes deben estar colocadas cerca del espejo principal.


Algo que nos llama la atención es que muchas personas que nos consultan, quieren tener en su baño una iluminación como la de los baños de hotel. Eso nos hizo reflexionar y preguntarnos: ¿Qué tienen en común la iluminación de todos los baños de hotel?

Que crean clima.


Otra vez, el baño vuelve a ser un sitio de relax, (como en sus comienzos cuando se implementaron la red de gas y cloacal domiciliaria), y la luz tiene que acompañar esa función.



Consejos básicos

Primero vamos a ver algunas cuestiones que no tienen tanto que ver con la puesta en escena, sino con cuestiones más técnicas.


Luminarias adecuadas

Para un esquema básico, sobre todo en un baño chico, lo primera opción es una sola fuente de luz sobre el espejo. Si es posible, sería ideal sumar dos más a los costados, para no proyectar ninguna sombra.


Una vez cumplido con eso, sí se puede llegar a agregar alguna luz más general, o incluso dentro de la ducha en cuartos de baño más grandes.




La seguridad ante todo

Tu propia seguridad debe ser la consideración más importante, por lo que toda lámpara o foco debe estar colocado de manera que evite el contacto directo con el agua o las manos mojadas.


Nosotros recomendamos usar luminarias con normativa IP (que es la protección contra sólidos y líquidos) elevada. Esta estanqueidad, junto con la elección de materiales que no se corroan con la humedad, es algo clave en un baño.


Dimerizar

Tener la posibilidad de regular la luz es sumamente práctico.

Así se podrá tener, por ejemplo, una luz general fuerte para prepararnos antes de salir a la calle, y otra más suave para los momentos de relax o cuando volvemos a casa, como el momento del baño (ya sea una ducha larga o un baño de burbujas) o incluso para dejar apenas encendida durante la noche.

Bi-pin


Dimerizar no es difícil: solamente hay que cambiar la tecla y –eso sí– averiguar con el electricista si los artefactos que queramos colocar lo permiten.


Ese toque personal

Una opción atractiva es iluminar el interior de los estantes, sobre todo los más profundos o muy altos. Si además tienen puertas de vidrio esmerilado, pueden ofrecer una variante sutil de la iluminación de efecto.


El encanto de la discreción

Si bien en algún sitio podríamos elegir una pieza que se destaque por forma y color, para no convertir los espacios en un muestrario de artefactos lo mejor es que el artefacto de iluminación pase más inadvertido.



Consejos de decoración

Para empezar, hay que elegir una luz que no deslumbre. Por eso, además de las dicroicas, tal vez sea mejor acudir a una bi-pin, que emite una luz más abierta y menos puntual.


Modelo de lámpara bi-pin


Luz para el arreglo personal

Necesitamos generar una iluminación uniforme, sin sombras, proveniente desde arriba y a los lados del espejo. Las fuentes de luz brillante con difusores traslúcidos o de vidrio proveen una buena cantidad de luz.


Sólo hay que asegurarse de que las luces situadas alrededor del espejo deben estar dirigidas hacia la persona, no hacia el espejo para evitar reflejos molestos. El valor reflejante de las superficies que rodean al espejo debe ser de un 50% o mayor.


Ejemplo ilustrativo de lo que habría que evitar: Una lámpara apuntando al espejo directamente será muy incómodo para los usuarios


Baños con grandes espejos

Si el espejo del baño tiene 90 cm de ancho o más, hay que usar una luminaria de techo de al menos 60 cm de ancho, o luminarias de pared montadas arriba del espejo. Otra buena opción es un foco de tubo fluorescente, o de cuatro a seis focos colocados a los lados del espejo.


Baños con espejos pequeños

Aquí recomendamos elegir dos tipos de luces:

  • Una en el techo, situada justo arriba del extremo delantero del lavabo,

  • Además coloque dos lámparas extra —preferiblemente de tipo colgante— a cada lado del espejo, aproximadamente a 150 cm de altura y a una separación de 75 cm.


Baños con techos altos

Las luces montadas en riel constituyen una buena opción para acentuar la iluminación en las áreas de la bañera, la ducha y la pileta de manos.



Baños de gran tamaño

Si bien en los baños pequeños resultan suficientes las luces pequeñas, en baños con una superficie de 3m cuadrados o más, es necesario instalar luces en el techo, además de las situadas en el espejo.


Se puede acudir a efectos escénicos, como colocar una luz directamente dentro del espejo, en un sector esmerilado, o incluso iluminar los espejos por detrás.


 

Estos son los tips de la semana sobre iluminación en baños.


Si te quedan dudas o necesitas un consejo para tu caso particular, podés comentar esta publicación o enviarme un mensaje por Instagram.

265 visualizaciones0 comentarios
Cotiza sin costo tu reforma
Areas a reformar:
arrow&v
Servicios necesarios

¡Gracias por tu mensaje! Muy pronto nos contactaremos contigo.