Dimensiones mínimas y configuraciones eficientes para baños pequeños




A raiz del articulo anterior donde hablábamos de las situaciones en las que se nos presentaba un baño cuadrado debido a la poca consideracion de este espacio, recibimos muchas consultas sobre como diseñar y disponer los elementos en un baño con dimensiones mínimas.


Es por esto que decidimos salirnos un poco del calendario editorial para publicar este articulo, ayudándolos con estos casos.


La intención de este artículo es presentar dimensiones mínimas para casos extremos, en los cuales los metros cuadrados disponibles no son suficientes para incorporar todos los servicios necesarios con comodidad.


Aunque somos conscientes de su importancia, muchas veces el baño es un espacio que termina reduciéndose al máximo para permitir que otras habitaciones sean más cómodas. Aunque es un lugar de permanencia temporal, es necesario diseñarlo para que sea cómodo, incluso si tiene dimensiones muy pequeñas.


Un baño mal diseñado puede ser muy incómodo, y los cambios posteriores serán caros. Por eso hablaremos sobre las dimensiones mínimas y las configuraciones más eficientes para baños pequeños.


El baño es una de las habitaciones más pequeñas y complejas de una casa, ya que contiene equipos y varias instalaciones hidráulicas. Por eso es esencial que su proyecto esté bien pensado.


Tomando el ejemplo de una organización tradicional de inodoros, lavamanos y duchas (sin contar bidet pues aunque es un elementos muy usado, no es esencial en el concepto de baño, como asi tampoco la bañera), es posible lograr un baño funcional en aproximadamente 2.4 metros cuadrados.


Cuando la intención es diseñar un baño mínimo, es vital tener en cuenta algunas medidas, especialmente el espacio libre que se debe dejar alrededor del dispositivo. La siguiente imagen muestra el mínimo posible y las dimensiones ideales que se deben dejar para un uso adecuado de inodoros, lavamanos y duchas.




Con estas dimensiones en mente, es posible desarrollar diferentes configuraciones, que deberían ser adecuadas para cada situación, facilitando la ubicación de ventanas, puertas, estructura e incluso puntos de drenaje y alcantarillado.


Las opciones son diversas, pero a continuación presentamos dos plantas tradicionales para baños pequeños. La configuración cuadrada entrega medidas muy justas, ya que se adapta al espacio de la ducha, que termina en una esquina. En este caso, el arquitecto difícilmente podrá renunciar a una caja con puertas de correderas o bisagras.





En la opción rectangular, el espacio de circulación tambien es limitado, pero el área de la ducha termina siendo más libre. Esto permite prescindir de una bañera o cabina de ducha, ahorrando centímetros que son valiosos en un espacio mínimo y tambien algo de dinero. Además, la longitud de un baño rectangular generalmente coincide con el tamaño de una habitación tradicional, lo que puede facilitar el diseño de la planta de la vivienda.




En ambos casos, es posible cambiar elementos de lugar e incluso las puertas. En general, es más agradable, al abrir la puerta, enfrentar el lavamanos en lugar del inodoro. Pero cada proyecto, usuario y arquitecto tiene sus propias preferencias y trucos a la hora de resolver la configuración de un baño. Mientras se tomen ciertas precauciones mínimas, las posibilidades son ilimitadas.



 

Estas son nuestras recomendaciones sobre baños con dimensiones mínimas.


Si te quedan dudas o necesitas un consejo para tu caso particular, podés comentar esta publicación o enviarme un mensaje por Instagram.

590 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Cotiza sin costo tu reforma
Areas a reformar:
arrow&v
Servicios necesarios

¡Gracias por tu mensaje! Muy pronto nos contactaremos contigo.