top of page

Arquitectura & Diseño

  • Foto del escritorMauro Cerino

Aprende a combinar colores en tu cocina



¿No sabes cómo combinar los colores de tu cocina?

A la hora de pensar en el diseño de este espacio, una de las decisiones a tomar es la tonalidad de los muebles. Pero debemos tener presente que aunque nos inclinemos más por un mobiliario en un solo color, también tiene que armonizar con la mesada, los electrodomésticos a la vista, las paredes, el suelo…


Es decir, hay muchos elementos a tener en cuenta para diseñar un ambiente cohesionado y equilibrado.


En muchas ocasiones es habitual que en los propios muebles se combinen dos o hasta tres colores diferentes, lo que agrega aún más complejidad. Por eso hoy vamos a repasar algunas combinaciones de colores para cocina.


Para cocinas pequeñas: mejor en tonos claros



Por regla general, lo idóneo a la hora de decorar cocinas pequeñas es dar mucha presencia a colores claros que reflejen la luz y contribuyan a aligerar visualmente la estancia. Así, suelen predominar los tonos blancos, beige, crema o grises claros, aunque es posible escoger tonalidades más oscuras para el suelo o para pequeños detalles.


En la imagen superior, por ejemplo, nos encontramos una cocina abierta en la que el blanco es el gran protagonista, no solo en los muebles, sino también en paredes, techos y hasta puertas. Se combina con una mesada beige y un suelo en una madera muy clara que aporta calidez sin oscurecer el ambiente.



Cocinas combinadas en dos colores: armonía y contraste



Las cocinas suelen combinar como mínimo dos colores, pero además, también se puede combinar el color de los frentes con el color del interior. Una tendencia creciente en los últimos años es la de mostrar el interior del mobiliario, sobre todo a través de vitrinas o armarios. Una combinación de colores como el beige y el marrón de la madera, en cualquiera de sus matices, resulta elegante y sofisticada. Lo vemos en la imagen superior, en la que los frentes en acabado Cashmere se complementan con un interior en Nogal Tierra, a juego con la mesa del comedor.


Otra combinación de colores clásica es la de blanco y negro. Lo más habitual es utilizar el tono más claro para los muebles y el más oscuro para la mesada. En ocasiones, las cocinas en blanco y negro se pueden combinar con detalles en madera para hacerlas más cómodas y acogedoras.



Blanco, negro y madera es una tríada casi infalible, si hablamos de espacios amplias y con abundante luz natural. El negro aporta sofisticación, la madera calidez y el blanco luminosidad. En este tipo de combinación, el blanco es indispensable para paredes y techos.


Cocinas en combinación de grises: muy elegantes


Si buscas colores que combinen con el gris en la cocina, lo bueno es que sirve prácticamente cualquiera. Eso sí, una opción que suele gustar mucho es la de los muebles grises con mesada blanca: conforman un ambiente elegante y actual.


Si se quiere aportar mayor confort y calidez, se pueden combinar los muebles grises con otros en tonalidades amaderadas. Si además se trata de un color oscuro, el resultado será una estancia imponente y con mucho carácter.



Cocinas en combinación de blancos: mucho más que luminosas


Las cocinas blancas son luminosas, sencillas y atemporales, y por eso no es de extrañar que, año tras año, los muebles en color blanco sigan siendo los más demandados. Sin embargo, es habitual decir que estos resultan demasiado fríos y asépticos. Quizá por eso, la combinación de blanco y madera es tan habitual, ya que ambos permiten complementar sus ventajas (luminosidad y calidez, limpieza y elegancia), y además son fácilmente combinables con otros acabados o elementos decorativos.


La combinación de cocina blanca y madera contribuye a crear ambientes luminosos, prácticos, acogedores y con mucho encanto, tal y como solemos encontrar, por ejemplo, en cocinas de estilo nórdico o escandinavo.



Si se busca una estética minimalista, la sencillez del blanco se vuelve absolutamente imprescindible. Tanto, que es probable usarlo en los muebles, en las mesadas, y en paredes, techos o puertas. En el proyecto de la imagen superior, por ejemplo, la omnipresencia del blanco solo se rompe con el suelo y los electrodomésticos.


Cuando éstos últimos son de acero inoxidable, permiten romper la monocromía, dando un aire más actual a la zona de trabajo.


Combinación de colores para cocina-comedor: buscando el confort


Al tratarse de un espacio que se usa para trabajar y para reunirse, comer y cenar a diario, se vuelve mucho más importantelograr un ambiente cálido y confortable. De hecho, se recurre muchas veces a una estética (y unos colores) más propios de otras partes de la casa como puede ser el estar. El gris oscuro y la madera, por ejemplo, logran hacer de este espacio un rincón bonito y muy acogedor.


En otros casos, se pueden crear dos áreas diferenciadas, dando más protagonismo al blanco en el espacio de trabajo, y a la madera en la zona de comedor.


Combinación de pisos y paredes en la cocina


Suelos, paredes y techos también tienen su importancia a la hora de combinar colores en la cocina. No es lo mismo contar con unos azulejos o unas baldosas hidráulicas repletas de motivos en color, que exigirán muebles monocolor en tonos neutros, que disponer de paredes blancas o suelos de madera, que aportan más flexibilidad.


De la misma manera, los muebles en color negro se suelen acompañar de paredes y techos en colores claros, pero en el proyecto de la imagen superior podemos ver que también pueden combinar muy bien con suelos y techos de madera, si la estancia está bien iluminada.




 

Estos son todas nuestras recomendaciones sobre combinación de colores en cocinas.


Si te quedan dudas o necesitas un consejo para tu caso particular, podés comentar esta publicación o enviarme un mensaje por Instagram.


























28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page