Azulejos de diseño para el baño: ¿Qué opciones hay?



Cuando buscamos reformar el baño de casa, los azulejos son fundamentales para definir el estilo decorativo y el carácter que queramos darle. Como cubren una gran masa de la estancia, su elección es crucial, especialmente si quieres darle un toque de glamour.


Lo que podemos asegurar es que hay tanta variedad en azulejos de diseño que no tendrás problema en encontrar el que se adapte a lo que sea que estés buscando.



¿Cómo elegir el tipo de azulejo perfecto para mí?

Lo primero es buscar un poco de inspiración para definir tus gustos, tener en cuenta el estilo del resto de la vivienda, las dimensiones del baño, tu presupuesto y tus necesidades.


Los distintos materiales tienen características diferentes que te ayudarán en la elección.

Por ejemplo, unos son más baratos que otros, unos se limpian mejor, o llevan colores más adecuados para estancias pequeñas, etc.


Hoy veremos distintos tipos de materiales para azulejos.



Mármol

Es un clásico. Símbolo de elegancia y luminosidad, y nunca pasa de moda.

Cuenta con muchos tonos que se pueden adaptar a todos los estilos, aunque últimamente los blancos con una ligera veta gris son los más buscados.


Además, también cada vez hay más imitaciones en porcelánicos o materiales de última generación que consiguen un efecto amarmolado. Se ven exactamente igual, y con precios más económicos.



Piedra

Otro clásico con una estética mucho más natural y un cierto toque rústico tradicional que puede combinar muy bien en una sola pared con el resto del baño en un estilo ultramoderno.

Sus relieves y texturas aportan mucho a la ambientación, y son perfectos para resaltarlos con luz incidida en ellos, por los juegos de tonos y sombras que se generan.


Otro punto a favor es que no necesitan mucho mantenimiento, resultando muy prácticos. Conviene saber que son caros y en algunos casos, al absorber más la humedad, se suelen estropear antes que otros revestimientos no porosos.




Cerámicos

Los azulejos de toda la vida siguen siendo los más utilizados para revestir baños, ya que son resistentes, fáciles de limpiar y el material más económico.


Están fabricados principalmente con arcilla roja o blanca, arena de cuarzo y agua, con una capa final que muestra el diseño del mismo. Su desventaja principal es que si se parten o reciben un golpe, queda al descubierto el color de la arcilla de debajo.




Porcelánicos

Este material entra dentro del grupo de los cerámicos, pero con técnicas de producción que los hacen mucho más duraderos y resistentes, permitiendo también formatos mayores. El precio claramente tambien será más elevado que el de un azulejo cerámico normal.


En cualquier caso, tanto cerámicos como porcelánicos permiten una variedad infinita de colores y diseños. Ofrecen acabados que imitan cemento, piedra, madera, siendo más baratos que los originales.




Vidriados

Dentro de los azulejos de diseño, los vidriados son una gran opción ya que sus propiedades hacen que sean perfectos para estancias húmedas o que están en contacto directo con el agua.


Además, producen un efecto de transparencia y reflexión que multiplica la luz percibida.

En el mercado los encontrarás de múltiples patrones y colores y, aunque su precio es mucho más alto, aportan mucha elegancia y estilo a los baños contemporáneos.


 

Estos son nuestros tips sobre revestimientos de baño.


Si te quedan dudas o necesitas un consejo para tu caso particular, podés comentar esta publicación o enviarme un mensaje por Instagram.

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Cotiza sin costo tu reforma
Areas a reformar:
arrow&v
Servicios necesarios

¡Gracias por tu mensaje! Muy pronto nos contactaremos contigo.