Cocinas en L, mejor opción para cocinas chicas o alargadas

Cerramos la serie de distribuciones en cocina con el ultimo de los tipos posibles: las cocinas en L.


Chica y alargada. Si así es tu cocina, no le des más vueltas: la mejor manera de aprovechar lo mejor posible el espacio es con una distribución del mobiliario en forma de "L" . Te vamos a contar cómo organizarla para que sea tan práctica que ni te acuerdes de tus limitaciones de espacio.


Este tipo de distribución, implica ubicar la en dos áreas en forma de L, formando un ángulo de 90º a lo largo de dos muros perpendiculares entre sí.


EL TRIÁNGULO DE TRABAJO

Recordemos que (en teoría) la suma de los tres lados del triángulo de trabajo imaginario que forman las áreas de cocción, despensa y lavado no debería ser superior a los 6,50 m. Con esto se evita hacer recorridos antinaturales y forzados. Un consejo: estas medidas son una guía orientativa, que no sean una obsesión cumplirlas.


En cuanto a la generación del triángulo de trabajo, en la distribución de este tipo de cocinas, lo más habitual es hacer así: En la esquina del frente más largo se colocan la heladera y la columna horno-microondas y la zona de cocción dejando una separación suficiente entre ambos.


Al igual que las cocinas en línea o paralelas, este tipo de distribución es ideal para cocinas pequeñas. Esta tipología funciona bien tanto en cocinas cerradas como abiertas al estar.


En estas últimas, permite aprovechar muy bien el espacio y conseguir a la vez una cocina más amplia y práctica que una cocina en línea. También es una solución muy usada en cocinas que cuentan con una mocheta en uno de los extremos (que se usa para alojar bajantes, chimeneas, etc.), ya que ese espacio inutilizado se aprovecha como esquina de la L.


PLANO DE UNA COCINA EN L

Las distribuciones en L tienen la ventaja de facilitar el movimiento en todo el espacio de trabajo y dejar el espacio central despejado. Las mesadas corridas aportan comodidad de uso.



Esta cocina tiene dos características para copiar: la organización de los módulos altos (pero de construcción ligera para no saturar el espacio) y la mesa de pino, que actúa como península y concede más espacio de trabajo.


La pileta o bacha suele ubicarse en el lado corto de la L debido a que muchas veces ese muro es el que cuenta con una ventana o ventanal que imposibilita colocar la campana extractora o la heladera, consiguiendo a la vez un triángulo de trabajo cómodo y adecuado.


Las cocinas en L tienen la ventaja frente a las cocinas en U que sólo disponen de una esquina, que siempre resultan incómodas, de modo que aprovechan bastante bien la capacidad de almacenaje. Si en lugar de esquina encontramos la consabida mocheta, el aprovechamiento es completo.


A veces, cuando el lado corto no tiene una ventana, se usa para colocar las columnas "heladera" o "horno/microondas y despensa", creando todo un bloque alto a lo largo del muro, del que sale en perpendicular la mesada de trabajo cubriendo el otro muro. Todo va a depender tanto del tipo de cocina y de dónde estén ubicadas las puertas, ventanas, zonas de paso y accesos.


Estas cocinas quedan muy bien haciendo juegos de dos colores, colocando en la zona inferior un color más oscuro o vivo y en la zona superior un tono blanco o claro.


Recordamos algunas recomendaciones básicas de medidas:


LAS MEDIDAS BÁSICAS


  • Armarios bajos: La altura de trabajo estándar para la mayoría de fabricantes está entre los 88 y 91 cm. Sin embargo, esto se puede modificar con sólo aumentar el tamaño del zócalo o darle mayor grosor a la mesada si el material lo permite.


  • Módulos altos: Lo normal es ubicar los muebles altos a una distancia de 50 a 55 cm desde la mesada de trabajo. Se considera que este espacio es suficiente para tener una buena visibilidad del espacio de trabajo.


  • Campana extractora: Para una buena circulación del aire se recomienda situarla entre 50 y 70 cm de altura respecto a la cocina.


  • Mesada de trabajo: Lo ideal es que alrededor de la placa de cocción y de la pileta haya una distancia mínima de 60 cm (45 cm en cocinas muy pequeñas). Esto garantiza un espacio libre cómodo para la manipulación y preparación de los alimentos.


 

Hasta aquí nuestra pequeña guía sobre tipos de distribuciones de cocinas en L.


Si te quedan dudas o necesitas un consejo para tu caso particular, podés comentar esta publicación o enviarme un mensaje por Instagram.

89 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Cotiza sin costo tu reforma
Areas a reformar:
arrow&v
Servicios necesarios

¡Gracias por tu mensaje! Muy pronto nos contactaremos contigo.