Persianas: Casos en los que conviene buscar alternativas



Aunque seamos fans o auténticos convencidos de las persianas, no siempre es factible o conveniente instalarlas.


Aquí van algunas de las situaciones en las que sería preferible optar por un sistema alternativo.


Ventanas pequeñas

Cuando tengamos huecos de ventana muy pequeños, colocar una persiana no tiene ningún sentido. El cajón se comería casi todo el espacio y la persiana sería tan corta que sería irracional tenerla y usarla.


Ni hablar si además la ventana está situada en lo alto del muro.



Ventanales muy grandes

Esta es la situación contraria. En viviendas o departamentos con diseño de loft, los ventanales pueden llegar hasta los 5 metros de altura. Con este requerimiento, el cajón sería tan grande que no compensaría estéticamente, robando una franja horizontal de la ventana muy grande, lo que juega en contra de la iluminación, la ventilación, el diseño, y la funcionalidad.



En los casos de ventanales tan altos, es una solución mucho mejor utilizar un sistema de estores, ya sean enrollables o de paquete, y elegir una transparencia mayor o menor, según tu gusto personal.




Ventanas de formato irregular

Aunque la mayoría de las ventanas son rectangulares, en realidad no hay ninguna norma que digan solo deben ser ortogonales, por lo que existen ventanas de formatos muy diferentes (circulares, triangulares, terminadas en arco de medio punto, etc.).


Con ventanas de formas tan diversas, estos casos serían imposibles de resolver con la instalación de una persiana.



Ventanales de pisos señoriales

Las ventanas son un elemento común en la fachada de cualquier edificio, lo que le da carácter de elemento, ya que afectan a la estética conjunta, y por tanto suelen estar reguladas por normativa urbanística.


Hay lugares donde se permiten persianas pero sólo si son del color permitido, y en otros lugares, los ventanales no permiten la instalación de persianas para no atomizar la estética del edificio.

Si ésta es tu situacion, una solución es la instalación de contraventanas en el interior de tu vivienda.



Espacios abuhardillados

Cuando la ventana va incrustada en una buhardilla, la persiana convencional es un sistema poco adecuado.

En estos casos las opciones son dejar la ventana sin cubrir, o instalar estores con guías para que encajen perfectamente con la ventana.



¿Qué tipo de persianas hay?

El tipo mas común de persiana es el modelo de PVC, con su cinta y la caja porta rollo habitual, pero existen otros tipos de persianas especiales.


Persianas autobloqueantes

Son persianas de seguridad, que incluyen un sistema que hace imposible levantarlas a la fuerza desde afuera.


Su mecanismo antirrobo se consigue gracias al conjunto de una lama y un junquillo con encaje autoblocante, esto bloquea la lama al intentar elevarla desde fuera, sin permitir su apertura.



Persianas motorizadas

Ideales para ventanales de gran tamaño (que no llegan a las dimensiones de una ventana loft), en los que usar la cinta para subirlas y bajarlas es cansador y engorroso, las persianas motorizadas nos ahorran el trabajo físico con un interruptor o un mando a distancia.


Persianas térmicas

Aunque toda persiana guarda mejor la temperatura que una cortina o estor, existen persianas específicamente pensadas para impedir que el frío o el calor entren en nuestras viviendas.


Son persianas de aluminio (un material ligero y fuerte), pesan menos que las de PVC, no se decoloran con el sol, son fáciles de limpiar y resisten las inclemencias del tiempo.


Aunque el fuerte de su principal característica es el aislamiento dentro del aluminio. Esto se logra con relleno de espuma de poliuretano que se inyecta entre las lamas, protegiendo la ventana del frío en invierno y del calor en verano.


Como “efecto secundario” también otorgan aislante acústico, protegiéndonos de los ruidos del exterior.


Persianas bicolor

Aunque la mayoría de las persianas que se instalan en las viviendas suelen ser del mismo tono por ambas caras, es posible pedir nuestras persianas de dos colores distintos.

Esto es útil para el ejemplo anterior sobre normativas.


Cuando debemos mantener obligatoriamente un tono determinado en la fachada de forma obligatoria, podemos hacerlo sin renunciar a tener por dentro una carpintería de un tono distinto.


Evidentemente son más caras y el pedido de demorará un poquito más, pero vale la pena para conseguir el efecto deseado.



Sistemas alternativos

Cuando no es posible o uno prefiere no instalar persianas, existen distintas alternativas para ganar privacidad o controlar la luz.



Cortinas

La protección lumínica mas común en todos los hogares son las cortinas, más allá de si tiene persiana o no.


Si no hay ningún tipo de cerramiento, lo normal es que las cortinas sean opacas, o colocar una doble cortina, (una tipo visillo para cuando queramos más luz, y otra bien opaca para cuando queramos menos luz).



Estores

Los estores permiten cubrir grandes superficies de vidrio, y pueden instalarse en la pared, en el techo o en el propio marco de la ventana. Hay distintos modelos: enrollables, de paqueto, o abullonados.


Tambien existen sistemas que evitan ser atornillados, instalándose directamente en la hoja de la ventana, lo que a su vez permite abrirla sin tener que levantar el estor.




Venecianas

Las persianas venecianas permiten regular la entrada de luz jugando con la posición de las lamas. Vienen de aluminio, de madera o textiles, y pueden ser horizontales o verticales.



Contraventanas

Son como puertas del tamaño de la hoja de la ventana que permiten bloquear el paso de la luz. Pueden ser plegables o de una sola hoja, lisas o con cuarterones, y pueden ser de una sola pieza (de la altura del ventanal) o con particiones (lo que permite abrir unas zonas y no otras).



Mallorquinas

Es uno de los sistemas más usados. En realidad, el sistema es similar al de la contraventana, pero en vez de tener un panel opaco liso, llevan lamas fijas que dejan pasar la luz (a diferencia de las venecianas).


En la mayoría de las veces se colocan por fuera de la ventana, lo que permite usar cortinas o dejar las ventanas abiertas para regular la luz.



Sistemas modernos también pueden instalar sistemas similares pero con otros métodos de apertura distintos ya sean correderos o basculantes.




Cortinas plisadas

Si vives en pisos bajos y buscas intimidad en la zona inferior de la ventana, la persiana convencional no es muy útil ya que siempre cae desde arriba.


En estas situaciones son más interesantes las cortinas plisadas, que se encajan con guías en la hoja de la ventana, lo que permite correrlas a lo largo de ésta.


Como ves, existen múltiples opciones para cubrir tus ventanas, ya sea con persianas tradicionales o con las muchas alternativas que ofrece el mercado.


Esperamos que este profundo repaso haya servido para aclararte el panorama de opciones y que puedas elegir la mejor para tu caso.


 

Si te quedan dudas o necesitas un consejo para tu caso particular, podés comentar esta publicación o enviarme un mensaje por Instagram.



27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Cotiza sin costo tu reforma
Areas a reformar:
arrow&v
Servicios necesarios

¡Gracias por tu mensaje! Muy pronto nos contactaremos contigo.