• Mauro Cerino

¿Cómo reformar una cocina? ¿Qué cosas hay que tener en cuenta?

Definir tus necesidades y deseos

Al momento de diseñar (o rediseñar) una cocina, es importante aclarar y definir cuáles son las necesidades y lo que esperas de ella.


Es fácil perderse en Instagram o Pinterest viendo cocinas con mesadas interminables, distintos estilos de decoración y materiales exóticos. Pero la primer regla a la hora de hacer un buen proyecto es entender tus necesidades.


No es lo mismo una pareja sin hijos (o una persona soltera) donde ambos trabajan y se acostumbra a comprar comida o comer afuera, que familias con hijos o personas que disfrutan de cocinar en casa. Para ayudarte con este paso, hemos recopilado las preguntas que deberías hacerte en este descargable:


Encuesta_Necesidades
.pdf
Download PDF • 146KB


Estas preguntas te van a guiar de manera precisa a definir qué elementos son fundamentales en una cocina, cuáles son tus hábitos, y el estilo o elementos específicos que desees. A tí y al arquitecto les servirán de guía para definir mejor el proyecto.



Tipos de Cocina

Son las formas en que puede organizarse la cocina, según la disposición de las mesadas para conformar la superficie de trabajo. Están íntimamente relacionados con el espacio disponible para la cocina. Las tipologías más utilizadas son:

  • Lineales (o dos líneas paralelas)

  • En L

  • En U

En relación a estas configuraciones, es importante entender cómo funcionan las diferentes circulaciones. En este punto siempre es bueno hacerse la pregunta: ¿Qué aspectos son los que más me incomodan o me gustan de mi cocina actual? De este modo podremos diseñar nuestros espacios con sentido.

Cocina lineal con barra paralela



Áreas de Trabajo y Flujos

Luego hay que entender cómo se va a usar una cocina. En la cocina suceden distintas coreografías cada vez que se cocina, por lo tanto tiene flujos y áreas de trabajo distintas. Se han realizado muchos estudios que reúnen las zonas de la cocina en 5 grupos:

  • Despensa: espacio de almacenaje de alimentos, conservas, refrigerador.

  • Almacenaje: artefactos, utensilios, herramientas de trabajo.

  • Bacha o Pileta: zona de limpieza.

  • Preparación: idealmente una mesada amplia de trabajo.

  • Cocción: cocina y horno.

Los espacios de despensa, pileta, preparación y cocción se conjugan permanentemente, y tienen relación con el proceso de preparar la comida de la forma más eficiente posible.

El triángulo de trabajo debe mantenerse en una relación fluida y se deben evitar las circulaciones cruzadas cuando hay más de una persona trabajando. Las zonas de la pileta, preparación y cocción generan un triángulo de trabajo aún más estrecho


Elección de muebles de trabajo y cajones

La altura de la mesada se tiene que ajustar a la altura del cliente. Parece una obviedad, pero si por ejemplo midieras 1,88m (un caso atípico pero real) no tiene sentido hacer una mesada a una altura estándar de 0,90cm. Te quedará baja y será incómodo.


Por otro lado, los armarios por debajo de ella constituyen la base del concepto de espacio de almacenamiento en la cocina. Se debe aprovechar cada milímetro de este espacio, con cajones, elementos extraíbles, estantes y frentes que se adaptan a su estilo.


Es importante aprovechar el espacio de almacenamiento útil por debajo del fregadero, con detalles funcionales, y colocar el lavaplatos en un lugar óptimo.

Tambien se debería hacer todo lo posible para organizar los utensilios en elementos extraíbles y cajones con bandejas organizadoras, cestas ajustables y división de compartimentos para aprovechar todos los espacios, incluso los estrechos.



Modulación

Al comenzar a diseñar se debe tener presente que no se pueden unir muebles y artefactos al azar.

Para evitar problemas, la modulación debe ser una condición de diseño y ningún artefacto puede quedar mal ubicado. Éstos deben quedar ajustados dentro de un solo módulo. A modo de ejemplo, si un lavaplatos o un horno se ubicara justo en medio de dos módulos, no tendrán de dónde sujetarse (ya que no habría soporte), y se dificulta la instalación de griferías u otros conductos.


Por eso hay que tener en cuenta el tamaño de los electrodomésticos. Sus dimensiones están directamente relacionadas con las medidas del módulo de los muebles.

Ejemplo de modulación en muebles de cocina


Tambien es importante definir una modulación que permita ubicar los espacios de almacenaje de forma racional y minimizar los costos de fabricación. Mientras más se repita la medida exacta del módulo, más fácil será la construcción e instalación del mueble. Esto tambien impactará positivamente en el presupuesto.


Luego hay infinidad de opciones posibles en medidas, de altura, profundidad, por eso lo mejor es que lo definas con un arquitecto.



Iluminación de los espacios de trabajo y de guardado

Un aspecto clave y muchas veces pasado por alto. La luz crea atmósferas, ilumina espacios de almacenamiento y da seguridad a las superficies de trabajo.

Se pueden integrar luces en armarios, zócalos, entrepaños y perfiles, para crear una combinación adecuada con el espacio.

Algunas ideas para pensar con respecto a la iluminación:

  • Generar una atmósfera con la iluminación del contorno por debajo de la superficie de trabajo o en el zócalo.

  • La luz en el gabinete es ideal para espacios de almacenamiento oscuros.

  • La iluminación clara del puesto de trabajo otorga seguridad al momento de cortar o picar.

  • Emplear un color de la luz que se adapte a la iluminación del espacio.

  • La iluminación puede complementar otros accesorios y organizadores.

Iluminación general del espacio cocina



Materiales

Elegir los materiales es quizá una de las partes mas lindas del proceso de diseño.

Al igual que los artefactos, todos los productos y materiales tienen una medida estándar, y es fundamental sacarles el mayor rendimiento posible.


La melamina es el principal material utilizado para la construcción de muebles de cocina. Es un material muy eficiente, ya que su vida útil va desde los 10 a los 15 años. En caso de querer prolongar la vida útil de una cocina, se puede diseñar de forma que permita cambiar las puertas, manteniendo las estructuras. Así podemos refrescar la imagen de la cocina a muy bajo costo.


Para las mesadas, existen varios tipos de productos. Los más utilizados son:

  • Piedra: los tipos más utilizados son Cuarzo, Granito y Mármol.

  • Silestone: se ha vuelto tendencia en los últimos años. Es un material industrial con lo que se consigue un espesor delgado.

La combinación de materiales en la cocina da mucho espacio de juego, como este contraste con Silestone, perfilería metálica y melamina.



Hay muchas más cuestiones al momento de reformar una cocina, pero estos son los puntos fundamentales.


Si te quedan dudas o necesitas un consejo para tu cocina, podés comentar esta publicación o enviarme un mensaje por Instagram.

231 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Cotiza sin costo tu reforma
Areas a reformar:
arrow&v
Servicios necesarios

¡Gracias por tu mensaje! Muy pronto nos contactaremos contigo.