• Mauro Cerino

Qué tener en cuenta para reformar mi baño (Parte 1)



El baño, lugar de recogimiento, relax y santuario de belleza. Como nos pasaba con la cocina, el baño es un espacio de la casa algo complejo. Confluyen distintas funciones en un espacio (la mayoría de las veces) pequeño, y de uso intenso.


Pero una zona perfecta para probar todas las ideas de decoración que se nos ocurran. Una estancia ideal en cualquier casa, local u oficina para crear un diseño deslumbrante que impacte a nuestras visitas o clientes. Hoy veremos los distintos elementos que conforman un baño:


LAVABO

Los lavabos o piletas son una pieza principal en la decoración de baños. Una buena elección ayudará a crear el punto focal para dirigir nuestra mirada, marcando el comienzo del desplazamiento por el espacio, ya que lo ideal al pensar en la distribución de un baño es que el lavabo sea lo primero que se vea al entrar.


Para conseguir esto, podemos usar todos los recursos a nuestro alcance: espejos, iluminación, toallas, etc. Con todos estos elementos que rodean el lavabo, vamos a tratar de crear una especie de altar que sea el punto focal de nuestro baño. En próximos artículos veremos este tipo de complementos en detalle. Existen distintos tipos de lavabos, pero en general podemos clasificarlos en estos grupos:

  • Sobre encimera (ya sean lavabos cuadrados, rectangulares, redondos u ovalados),

  • semiencastrados (mitad fuera, mitad dentro),

  • exentos (con el sifón visto), con mueble para almacenaje o con pie, éste último afortunadamente rediseñado con mucho éxito.


ESPEJOS

A la hora de decorar, uno de los elementos que no puede faltar es el espejo. Grande o pequeño, lo necesitamos para casi todas las actividades alrededor de la higiene personal. Pero además de un elemento básicamente funcional, también es un complemento decorativo.


La elección del espejo dependerá del estilo del baño, de las preferencias personales y del tipo de lavabo, ya que estos dos elementos por lo general van juntos.


Por ejemplo, si el lavabo es un elemento sobre encimera y va sobre una balda de muro a muro, podemos optar tanto por un espejo del tamaño de la balda como por uno del ancho del lavabo. Si en cambio tenemos un lavabo de dos piezas, tendremos que colocar un gran espejo que sirva a los dos miembros de la pareja, o bien un par de espejos gemelos simétricos para que cada uno utilice el suyo.


En cuanto a estilos para decorar el baño, la estética del espejo la aportará el marco: Pueden elegirse marcos barrocos en contraste con un baño muy moderno, marcos gruesos o finos o directamente colocarlos sin marco para baños minimalistas. También pueden ir empotrados en la pared, al ras del azulejo, como si formara parte del contenedor.


Otra opción es decantarse por su funcionalidad. Son espejos que añaden alguna utilidad extra a la de la propia reflexión. Por ejemplo, algunos llevan incorporados un aplique superior o bien un marco perimetral con luz. Otros vienen con estantes o cajas incorporadas para poder dejar los tarros de crema, colonias o el bote de los cepillos de dientes. Algunos incluso forman parte de un armario, siendo el espejo las puertas batientes o correderas para que al abrirlas podamos guardar a la altura de los ojos objetos de baño y ocultarlos de la vista.



SANITARIO O INODORO

Entre los factores por considerar están: el tipo de instalación, la altura, la forma y el consumo de agua. Existen con descarga al piso o a la pared. Los primeros son más estables y tienen menos posibilidades de filtración. Además debemos cerciorarnos de contar con el espacio adecuado para la instalación. En el caso de inodoros con descarga al piso es mas exigente, ya que no debe ser muy alejada de la pared ni muy pegada.


La forma y la altura es otro aspecto a tener en cuenta para garantizar comodidad y limpieza fácil. Con relación a la forma, se encuentran los que son más pequeños y cortos, pensados para espacios reducidos, como baños de visita (a veces llamados toilette). Los sanitarios largos brindan mayor comodidad y son ideales para los baños principales, pero debemos cuidar que tengan el espacio suficiente alrededor.


En cuanto a la altura, lo ideal es que desde el piso al asiento haya entre 40 y 42 cm. Será una medida cómoda si alguien en la familia tiene dificultad de movilidad. Sin embargo, lo tradicional es una altura de 35 a 38 centímetros.


Además debemos cuidar que la tapa y el asiento sean cómodos y de calidad, y que las bisagras sean resistentes. Por último, la descarga. Debemos cerciorarnos de que tanto la descarga como la expulsión de agua sea eficiente. Existen diferentes sistemas:

  • El tornado flushing, un fuerte chorro de agua es despedido desde la parte alta del inodoro, formando un remolino.

  • Sistema jet, una boquilla ubicada en la parte inferior de la taza expulsa el agua con fuerza. Es más efectivo que el primer sistema.

  • Sistema turbo 3, vacía el agua de la mochila en pocos segundos con un 40% más de fuerza que la válvula tradicional.


¿BAÑERA...

El espacio en el que vamos a instalar la bañera determina su forma: rectangular, angular, encastrada, exenta o sobrepuesta. Los materiales predominantes son metal o acrílico, que darán un estilo retro o moderno. La bañera de hidromasaje ofrece más comodidad y opciones.


La bañera ha sabido superar su papel de simple elemento sanitario en el cuarto de baño y se ha convertido en un elemento esencial del baño combinando modernidad, diseño y comodidad de uso. Para elegir nuestra bañera tenemos que tener en cuenta estos aspectos:

  1. Necesitaremos tener en cuenta el tamaño para que se integre lo mejor posible según las dimensiones de nuestro baño y para que nos aporte la mayor comodidad posible.

  2. El estilo de la bañera aporta carácter y armonía en la decoración de nuestro baño.

  3. Vamos a elegir la forma de la bañera en función de nuestros gustos y de la configuración del cuarto de baño.Puede ser cuadrada, rectangular, angular o exenta.

  4. Además de la forma, la bañera puede ser encastrada, que va fusionada en el espacio de la ducha, o bañera exenta. Las bañeras exentas son muy poco comunes. Es difícil verlas en pisos o apartamentos urbanos, porque requieren un cierto espacio y normalmente al distribuir tabiques solemos destinar a la zona de aseos muy pocos metros cuadrados.

  5. La bañera está disponible en varios materiales como el hierro fundido o el acero esmaltado, que son materiales bastante pesados. Los materiales sintéticos tipo acrílico y resina son los más elegidos por su bajo peso y las formas propuestas.

  6. El revestimiento de la bañera se elige según el tipo de bañera seleccionado: desde un simple faldón que se entrega con la bañera (fácil de colocar) a un revestimiento de azulejos (más trabajo de instalación). Podemos elegir en función de nuestros gustos y de la instalación (nuevo, restauración o sustitución).

  7. El tamaño de una bañera se determina en función de su propia altura y del espacio disponible en el cuarto de baño. Cuanto más grande sea la bañera, más bienestar nos aportará. La gama de bañeras es amplia, con largos que van desde los 150 a los 190 cm y anchos de entre 70 y 100 cm.


O DUCHA?

Duchas amplias, transparentes y mimimalistas, cabinas con cromoterapia que combinan elegancia y colorido, duchas de madera o con azulejos creativos… Son todas opciones que contribuyen a llevar el diseño a la zona de ducha para renovar la imagen de tu baño.


AZULEJOS

Los azulejos nos darán textura y color en nuestro baño. Podemos recubrir todas las paredes con un mismo modelo, como el azulejo de metro negro, que imprimirá carácter a todo el espacio. También podemos resaltar una pared de la ducha con un azulejo de un color más llamativo, de modo que esta zona se convierta en la protagonista absoluta del cuarto de baño.


MADERA

La madera actúa como un elemento que inmediatamente nos conecta con la naturaleza, nos transmite calidad y bienestar. Podemos utilizarla en muchos sectores, pero destaca más como plato de ducha. Podemos crear un suelo continuo en todo el baño que llegue hasta la ducha, o bien crear un reflejo del suelo en el techo empleando el mismo tipo de madera. La madera combina perfectamente con blancos, con grises y con negros; lo único que hay que decidir es el tono de madera que mejor quede con el resto de tonalidades del baño.

Hay muchas más cuestiones al momento de reformar un baño, los veremos la semana que viene.


Si te quedan dudas o necesitas un consejo para tu baño, podés comentar esta publicación o enviarme un mensaje por Instagram.

152 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Cotiza sin costo tu reforma
Areas a reformar:
arrow&v
Servicios necesarios

¡Gracias por tu mensaje! Muy pronto nos contactaremos contigo.